Mejores consejos para una dieta saludable


Comer de forma adecuada es un reto para la mayoría de nosotros. Para comenzar una dieta saludable muchos visitan un nutricionista, buscan planes de alimentación de bajas calorías, otros siguen regímenes como la dieta de los puntos o la dieta de la luna.

Los métodos para comer saludable son tan variados como las personas que los siguen, pero si hay algo que tienen en común es que todos estos busca una única transformación: establecer hábitos alimenticios saludables; en pocas palabras, te enseñan a comer.

La dificultad de seguir estas dietas saludables es alta. Muchos siguen el plan durante varias semanas o meses, consiguen su meta y continúan con los hábitos perjudiciales del pasado, por lo que vuelven a subir de peso; hasta que repiten el ciclo con una dieta nueva.

El problema de muchas de estas llamadas dietas milagrosas es que si bien es cierto que pueden ayudarte a perder kilos con mucha facilidad no contribuyen a la formación de un nuevo hábito alimenticio. Entonces sea cual sea el plan de alimentación que estás siguiendo, es necesario fijar el hábito de la dieta saludable para no recaer.

El cerebro es un órgano muy complejo, que tiene áreas definidas para muchas tareas. Una de ellas se encarga del aprendizaje a largo plazo, es decir esas cosas que hacemos casi por inercia, sin pensar (conducir una bicicleta, leer, etc.), es allí donde se fijan las nuevas instrucciones. ¿Recuerdas cuánto tiempo tuviste que hacer caligrafías para aprender a escribir correctamente? esto tiene una razón de ser y es que para poder fijar un nuevo patrón en esa área necesitas la repetición.

Muchos psicólogos afirman que necesitas al menos 21 días para insertar una nueva conducta y 28 días para convertirla en un hábito, pero que ésta debe ser reforzada por la repetición, aderezada con constancia y disciplina para mantenerla.

Si de verdad te has planteado hacer un cambio y adoptar un estilo de vida que incluya una dieta saludable, entonces es ideal que comiences a fijar ese nuevo hábito de una vez por todas. Estos consejos pueden resultar útiles:

Revisa tu motivación para alcanzar tu meta


¿Cuáles son las verdaderas razones por las que deseas tener una dieta saludable?, esto es importante pues de allí derivará tu fuerza y motivación para seguir adelante.

Establece objetivos reales


Las metas a corto plazo, pequeñas y sencillas son ideales, pues cada triunfo te dará el impulso necesario para continuar. Si deseas perder 20 kilos, entonces plantéate una meta razonable. Comienza eliminando, uno a uno esos hábitos poco saludables: primero los dulces, luego las bebidas carbonatadas, comienza a introducir alimentos como frutas y vegetales y construye una base sólida para una alimentación saludable.

Busca ayuda


En caso de ser necesario, visita un nutricionista o médico que te ayude a ver la realidad de tu problema y que te brinde herramientas para mantener una dieta sana. Del mismo modo, lee, busca recetas sanas y ponlas en práctica, una dieta saludable no tiene por qué ser aburrida. Hay cientos de alimentos que pueden ser preparados de forma saludable y son deliciosos.

Disciplina


Recuerda que debes mantener esta nueva dieta saludable durante al menos 21 días para convertirla en rutina y luego durante 28 días más para que se vuelva un hábito. Marca las fechas en un calendario, cada día que pasa es un paso para lograr tu meta. Repetición: aunque hayas alcanzado tu objetivo, mantén el hábito. Una semana de descuido puede echar por tierra todo tu esfuerzo. Mantener una dieta saludable durante toda la vida es posible.