¿Cómo cuidar los Riñones?



Los riñones son los los encargados de desempeñar un papel fundamental en la salud siendo los responsables de filtrar toxinas y producir orina para la desintoxicación del cuerpo de aquello que no necesita. Son los principales filtros que tiene la sangre, los que facilitan su limpieza reteniendo los nutrientes que sí puede aprovechar el organismo.

Asi mismo, su función contribuye a regular la presión y el equilibrio hidrosalino, estimulando la producción de glóbulos rojos. Mantenerlos en óptimo estado es fundamental para tener de buena salud a nivel general.

En los últimos años, en los registros históricos de Sisnova Aseguradora, han aumentado casos de pacientes con insuficiencia renal y otros problemas renales, estos se asocian a mayores riesgo diabetes, patologías cardiovasculares y sobrepeso.Ahora te compartire recomendaciones claves con las que puedes cuidar su salud renal.

1. Actividad física

Los beneficios del ejercicio son el regular el peso corporal. El organismo activa su metabolismo y hace fácil la eliminación de todas aquellas sustancias tóxicas que están en el torrente sanguíneo. Con el hábito se reduce la presión arterial y baja considerablemente el riesgo de una enfermedad Renal Crónica así como el costo de un seguro de gastos médicos.

2. Niveles de azúcar en la sangre

El aumento en los niveles de azúcar en la sangre va de la mano asociado con el mayor riesgo de tener daños renales en años proximos. Esta es una enfermedad la cual esta ocasionada por la diabetes cuyo nombre es conocido como nefropatía diabética esta comienza desde mucho tiempo antes de que aparezcan los primeros síntomas y también ocasiona un daño en la piel. Mientras avanza va ocasionando alteraciones en la orina las cuales presentan cantidades de proteína pequeñas. En Estados Unidos la diabetes es la causa más común de insuficiencia renal.

3. Presión arterial

Una presión alta esta relaciónada estrechamente con problemas de riñones. Cuando está en niveles altos, hace que el corazón trabaje mucho más, esto puede terminar perjudicando vasos sanguíneos del cuerpo.Al poder dañar los vasos de los riñones, hay probabilidades que estos dejen de eliminar el exceso de líquido del cuerpo y los desechos. A consecuencia puede acarrearnos una insuficiencia renal, enfermedad que obliga a recibir un trasplante de riñón o a recibir un tratamiento como lo es la diálisis.

4.Alimentación saludable

Los riñones requieren de una correcta nutrición para conservarse en un muy buen estado a lo largo de nuestra vida. Se aconseja dieta provista de alimentos saludables en su origen como lo son las verduras y frutas, las cuales lo apoyan en su función. Recomendadas:
  • Arándanos.
  • Sandía.
  • Melón.
  • Apio.
  • Espárragos.
  • Berenjena.
  • Ajo.

5. Consumo de sal

Si es excesivo el consumo de sal. Es causa de retención de líquidos y dificultades en los riñones. Si está claro el cuerpo necesita en pequeñas cantidades esta sustancia, generalmente las personas la consumen de manera excesiva, y a mediano y largo plazo sufren las consecuencias ocasionadas.
Nuestro sistema renal es capaz de eliminar al dia hasta 5 gramos de sal, y al ingerir más de lo debido se ve obligado a guardarla. La acumulación de la sal en varios órganos y tejidos de nuestro cuerpo es una causal de una insuficiencia renal, patologías hepáticas, hipertensión entre otros más.

6. Consumo de agua

Consumir agua a diario es el mejor de los hábitos para mantener el buen funcionamiento de los riñones y estos los agradecen. Este valioso líquido nos ayuda en la producción de orina y en el proceso de la eliminación de las toxinas de nuestro organismo. Expertos hacen la recomendación de beber cerca de los dos litros de agua por día para poder disminuir el riesgo latente de padecer enfermedades renales.

7. No fumar

El tabaquismo tiene un impacto negativo a nivel renal. Los efectos de este mal hábito afectan de nuestros riñones los vasos sanguíneos. Estos nos llevan a desarrollar enfermedades como la diabetes o hipertension. Las personas que fuman tienen hasta dos veces más probabilidades de sufrir insuficiencia renal, incluyendo los fumadores pasivos o sea los que reciben el humo de lo que fuman.